PC SINÓNIMO DE TRANSPARENCIA=DEMOCRACIA, pero sin comisión de seguimiento

Tres eventos se han materializado en la pasada semana: (1) La J.C.E. convoco a los partidos políticos a una “cumbre” en interés de parar las diatribas y permanentes agresiones entre los candidatos presidenciales de los partidos tradicionales, evento que fue abortado por dos de ellos.

Esa cumbre de la J.C.E. fue tipificada como un fracaso e inmediatamente después el coordinador del Dialogo Nacional (2) convoca a una cumbre en la Universidad Católica con la posible participación del liderazgo político, llama la atención que esta convocatoria se materializa exactamente después del rechazo que ha recibido la intención de rehabilitar una Comisión de Seguimientos, de funestos recuerdos en el 2004.

Afortunadamente el movimiento cívico Participación Ciudadana concitó la atención y el apoyo de amplios sectores de la vida nacional, partidistas y no partidistas, cuando dio a conocer el cronograma del (3) plan nacional de observación del certamen electoral del próximo 16 de mayo.

Participación Ciudadana se ha convertido en una institución soporte del proceso organizacional de las asambleas Eleccionarias nacionales, resultando además indispensables para concretar la necesaria transparencia que demanda permanentemente nuestra sociedad.

Un dato relevante del plan de observación es que bajo las circunstancias actuales, en que las simpatías electorales no están totalmente definidas, Participación Ciudadana asuma un compromiso de implementar un conteo rápido, que no es lo mismo que una encuesta a boca de urna.

Evidentemente que los tres tópicos referidos tienen un denominador común, observar las elecciones, lo cual viene aderezado de la confirmación de organismos internacionales, como el Centro Carter, la Organización de Estados Americanos, entre otros.

Es justo destacar el interés marcado de la Cámara Administrativa de la J.C.E. quienes muy a pesar del fracaso en su intento por reglamentar las elecciones, han asumido la implementación de medidas que facilitaran la transparencia, tal es el caso de las urnas transparentes y la transmisión de las actas vía scanner desde los centros de votación.

Penosamente aun la Cámara Administrativa de la J.C.E. no se ha referido a la necesidad de implementar controles para evitar que se repita en estas elecciones el fenómeno del carrusel, para lo cual sería necesario adicionar medidas de seguridad en la boleta de votación, una posibilidad podrían ser disponer orejas pre numeradas que permitan confirmar que la boleta entregada al votante sea la misma que éste deposite en la urna.

En ese mismo orden es necesario establecer casetas de votación que permitan ver todo el cuerpo del votante y sus maniobras, excepto el marcado de la boleta, variable que como los scanner deben ser colocados en todos los centros de votación, no solo en los urbanos.

La observación de PC será de alcance nacional, integrando a la red de observadores lideres y notables locales de cada comunidad, iglesias, juntas de vecinos y centros educativos, lo cual constituye un mecanismo ideal para integrar masivamente a los ciudadanos, generando además el empoderamiento civil y colectivo.

Es hora de demostrar que democracia es sinónimo de transparencia y que el esfuerzo de PC por crear los espacios de participación ciudadana, aplatanadamente, resultan en un formidable mecanismo para que la sociedad misma vigile el único momento en que nuestro pueblo es realmente soberano, solo el día 16 de mayo cuando se realizan elecciones.